Category: (2)

Origen y transformación del barrio de Pedralbes

El topónimo de Pedralbes se remonta muchos siglos atrás, en concreto al s.X. Aparece por primera vez en documentos del año 986 en referencia a una zona situada en el término de Sarriá que concentraba grandes pedreras de roca blanca, en latín, petras albas. Sin embargo, no fue hasta el año 1326 cuando se desarrolló un núcleo importante de la población, debido en gran medida, a que la reina Elisenda de Montcada transformó la masía primitiva de Pedralbes en un monasterio.

La Reina cedió el monasterio a la orden religiosa femenina de Clara de Asís y allí se trasladó a vivir tras la muerte del Rey donde vivió 37 años hasta su muerte. Debido a esta presencia real, la comunidad monástica tuvo un marcado carácter aristocrático y era frecuente que recibiera numerosas donaciones. Alrededor de esta comunidad se desarrolló un núcleo habitado en mayor parte por los sirvientes del monasterio que rápidamente adquirió autonomía respecto al municipio de Sarriá.

En el s. XIX el sector norte del barrio perteneciente a Sarriá era principalmente visitado por su centro monástico. El sector sur en cambio era un territorio formado por fincas rústicas con sus masías que se fue transformando hasta convertirse en la zona vacacional de sus propietarios. Eusebi Güell, mecenas de Gaudí, fue un buen ejemplo de ello.

En el s. XX, concretamente en 1921, el municipio de Sarriá se anexionó a la ciudad condal. En esta época se llevaron a cabo las primeras grandes intervenciones urbanísticas de Pedralbes que afectaron a la zona de la Avenida Diagonal y a la construcción del Palau Reial de Pedralbes. Ubicado en terrenos que pertenecían a la extensa finca de la familia Güell, esta residencia real se construyó gracias a las donaciones de la nobleza española y a las recaudaciones populares.

Durante la época del franquismo y, especialmente en el mandato del alcalde Porcioles, fue cuando el barrio tuvo un mayor crecimiento. En la década de 1950 se celebró el Congreso Eucarístico (que significó la apertura al exterior de España y de la dictadura franquista) y se aprobó el plan parcial que afectaba a la zona Universitaria. Se inició una nueva fase en el desarrollo de Pedralbes que se materializó con la urbanización de la plaza de Pius XII. A partir de 1960 se empezaron a edificar muchos de los edificios actuales del barrio de amplios recintos ajardinados que albergan exclusivos bloques de residencias.

Suplemento Dinero - LV - 29 nov 2015

En el suplemento “Dinero” de la semana pasada se incluye una entrevista a Silvia Bertrán, directora de la inmobiliaria de lujo Barcelona Realty International.

Señala que “si bien la media está entre los 1.500 y los 3.500 euros mensuales, en la zona alta no es raro que se pague una renta de 6.500 euros por un ático y en el paseo de Gràcia incluso 35.000. Probablemente no lo valga, pero el mercado es el que es y todo lo exclusivo se hace pagar”. En opinión de Bertrán, “vivir en un ático proporciona un estatus que no da otro tipo de vivienda. El problema es que hay muy pocos, tanto de alquiler como de compra” y añade que “sigue siendo la joya de la corona: durante la crisis el precio de venta bajó un 15% de promedio frente al 40% del resto del mercado. Eso lo convierte en una oportunidad y una garantía de inversión, ya que proporciona una rentabilidad segura”.

A continuación la página de la publicación en La Vanguardia del pasado 29 de noviembre de 2015:

Suplemento Dinero - LV - 29 nov 2015

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.