La Herencia De Bienes Inmuebles, ¿Vender O Alquilar?
Abr
07

La herencia de Bienes Inmuebles, ¿Vender O Alquilar?

Cuando heredamos un inmueble debemos tener muy claros los pasos a seguir para gestionarlo correctamente y obtener el máximo rendimiento, ya sea para el disfrute personal o para obtener un beneficio económico vendiéndolo o alquilando. Pero, ¿cuál es la mejor opción? Descubrirlo es más fácil de lo que parece si sabemos los datos que tenemos que consultar. Hay que ir paso a paso. ¡Vamos allá!

Lo primero que tenemos que hacer para gestionar una herencia es empezar por saber su valoración a través de un tasador experto, es primordial saber su valor real. Una vez tengamos este dato tendremos que averiguar si la propiedad arrastra algún tipo de deuda y conocer los costes de mantenimiento. Esta información es la fundamental para que saber posteriormente si lo más adecuado es alquilar o vender el inmueble que hemos heredado.

Para comprobar las deudas, es importante acudir a una figura jurídica que nos haga un estudio muy definido, averiguando si existen cargas, hipotecas e incluso conocer si el titular hubiera contratado un seguro de vida.

Para conocer el coste de mantenimiento, deberemos tener en cuenta que el tributo que hay que liquidar es el impuesto de sucesiones y donaciones en un máximo de seis meses desde que se produce el fallecimiento. Pero no sólo eso, otro punto relevante es el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el de la plusvalía municipal. Este último impuesto sujeta a gravamen el incremento de valor experimentado, a lo largo de un periodo máximo de 20 años.

Una vez realizadas estas gestiones la persona o personas que hereden podrán analizar su situación para determinar si lo que más les interesa es vender o alquilar la propiedad. En ocasiones, una herencia puede derivar en un problema para los herederos, pero si seguimos estos pasos nos ahorraremos muchos dolores de cabeza y veremos todo con más claridad.

En el caso de que el inmueble recaiga en diferentes herederos hay que saber que para venderlo es imprescindible la unanimidad de todos, aunque también existe la opción de vender la porción que corresponda a cada uno. Esta última solución no es muy habitual aunque sea factible.

En cambio, si lo que decidimos es alquilar no es necesaria la unanimidad de todas las partes, sino que es suficiente con la mayoría de los propietarios que representen la mayor parte de la propiedad.

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.